Para las que estamos en las nubes

Ahora está de moda que todo se guarde en “la Cloud”, vamos, la nube, que para eso tenemos en España un vocabulario de lo más rico y jugoso.

Pero qué es realmente esa nube?? Un sitio virtual en el que se concentra nuestra información y que por lo visto no tiene una dimensión finita…nadie sabe a ciencia cierta cuánta información puede guardar…aunque a mí me preocupa más saber quien puede tener acceso a ella..pero esa es otra cuestión.

El tema de esta entrada viene ligado a la Nube, pero no sólo la de la información virtual sino al programa que con tan buen juicio emite la 2 los jueves a las 23:00h. y que si os habéis perdido podéis seguir también a través de RTVE a la carta

Me tiene enganchada desde el primer programa y debería ser de visionado obligatorio (por mal que eso suene) para todas aquellas personas que nos movemos de alguna forma en redes sociales (blog, facebook, tuenti, twitter…) o simplemente navegamos por internet.

Lleva unas cuantas semanas y a mí me ha despejado muchas dudas y he aprendido cosas que antes no sabía: por ejemplo lo que son los Trolls virtuales.

Personas que se meten en tu muro, blog…ha desprestigiar, criticar, ofender…y lo hacen por puro placer y por molestar. Hay auténticos profesionales de ello…menos mal que existen los bloqueos, y ahora entiendo esos mensajes que pone mucha gente en facebook sobre personajes que insultan desde sus páginas 😦 qué triste llegar a eso. Cosas de la ira virtual, no tienen vida propia y se molestan en fastidiar la de los demás.

Otra cosa que me parece importante es la cantidad de cuentas falsas que se mueven por la Red, alguien debería resolver el problema dejando que cada persona pudiera abrir un máximo de cuentas, siempre con el DNI por delante, de esta forma te evitas que por ejemplo te bombardeen con estupideces para ejercer presión, siendo siempre la misma persona con 20 nicks distintos…Está comprobado que mucha de las revueltas sociales que vemos actualmente han sido promovidas por cuentas falsas y eso da que pensar…

Y ahí voy yo…a reflexionar sobre esto. Cuando hace dos años abrí el blog de Lunática Shop desde el que os cuento esto no pensaba que los seguidores pudieran ser influenciables, sigo pensando que sólo lo son en parte, pero día a día te gusta que alguien lea lo que escribes, yo me conformo con que una persona de las que lo lee saque algo de provecho 😉 Pero son tan importantes los seguidores (fologüers, toma ya)?? Realmente creemos que cuando nuestro blog anuncia que nos siguen XXXX personas, todas ellas nos leen?? Yo estoy convencida, porque lo he vivido de que la mitad de la gente te sigue porque les sigues y viceversa y eso sí que no, si te sigo es porque me gusta tu trabajo o lo que trasmites cuando escribes pero no porque tú me sigas a mí.

Y no seamos egoístas…todas tenemos poco tiempo pero para dejar un comentario no se tarda tanto, salvo que tengáis puesta (más de una…) la puñetera palabrita de verificación (esa si que habría que quitarla por ley). La red, trata de interactuar, de compartir y de comentar, sólo de esta forma sabes si lo que haces gusta o no, es interesante o te lo puedes meter donde te quepa…Por eso yo prefiero pocos pero buenos!! Y dedico, o lo intento, una tarde a la semana para ponerme al día. Lo tengo más fácil con las suscripciones por correo pero no todos los blogs las tienen activadas…y como me quejo de ello una y otra vez he decidido poneros un tutorial de cómo se hace para invitaros a que lo pongáis en vuestros blogs, de esa forma todo el que quiera seguiros de verdad, recibe vuestras entradas nada más publicarlas, sin necesidad de ir de blog en blog buscando la última actualización.

Dedicado especialmente a Carmen (Kolores Karmen) y Gloria (El Rincón de Camelot), blogs que sigo y que tengo que perseguir porque si no, no me entero de cuando publican jjjj

Cómo facilitar que te sigan por correo:

Si tu blog es de wordpress, como este, no hay problema porque lo da como opción al configurar el mismo.

Si tu blog es de Blogger:

  • Ve al apartado Diseño
  • Te situas sobre tu barra lateral e insertas un nuevo gadget (da igual que tu configuración sea la nueva o la antigua)

  • Entre los gadgets, elige el que pone Seguir por correo electrónico
  • Te saldrá un cuadro de diálogo en el que podrás poner el título que quieras (Sígueme…) y guardar los cambios
  • Ya lo tienes en tu barra lateral, ahora colócalo bien visible
  • El que te quiera seguir tendrá que introducir su correo electrónico y validar el enlace (que aunque salga en inglés sólo hay que pulsar sobre él para confirmar la suscripción)
  • Ahora lo anuncias a bombo y platillo en una entrada advirtiendo a toda aquella persona que no sabe inglés que sólo tiene que seguir el enlace que aparecerá en su correo electrónico y a partir de ese momento recibirá todas tus actualizaciones

Yo os estaré eternamente agradecida 😉 y prometo responder y criticar (constructivamente) todas vuestras entradas.

#lunaticashop Siempre en la luna

Anuncios

I-Enganchad@

Lo confieso…

Vivo enganchada a todo lo que tiene un cable: ordenador, teléfono, mp3, epilady jj y el caso es que no te das cuenta hasta que ya es demasiado tarde:

_ Yo controlo!!, lo dejo cuando quiera

Y no te das cuenta de que entras en una espiral de la que no puedes salir.

Lo último lo he descubierto en otra red social, bueno para ser exactos han sido dos: Pinspire y Pinterest, ambas dedicadas a la circulación de fotografías y a las que sabes cuando entras pero nunca cuando sales. Te pones a mirar un ratito y cuando te das cuenta llevas toda la mañana pineando fotos y llevándotelas a tus colecciones. La verdad es que hay cosas preciosas y que merecen la pena pero vivir también la merece…

Si echo la vista atrás hace 3 años yo vivía felizmente con un móvil corriente que lo más que hacía era fotos, el ordenador lo utilizaba para trabajar y las únicas redes que conocía eran las de pescar…y desde entonces hasta ahora hago balance de todo a lo que estoy enganchada y asusta: Facebook, Twitter, Google+, Pinterest, Pinspire, Flickr, Artesanum, Artesanio, Whatsapp, el Blog…y claro no es lo malo estar en ellas lo malo es poner al día todas…y además trabajar y llevar la casa (lo de la ayuda de los maridos ya lo tratamos en otra ocasión…)

Pues bien, imaginad que acabo una camiseta (hasta aquí sin problemas eh?), regístrala, súbela a todas las tiendas on-line que tengas y al resto de redes sociales, total todo el día para que tu trabajo esté en un escaparate del que no sabes si el que mira lo hace con admiración y para comprar o con envidia y para plagiar.

Llega la noche y entre anuncio y anuncio (vamos lo que viene a ser una hora) echo un vistazo al móvil a ver qué se cuece en Twitter y en Facebook, que con seis horas al día de ordenador no tengo bastante.

Y me pregunto…dónde han quedado las llamadas a los amigos?? Ahora todo lo arreglamos vía chat, twitter, whatsapp, eso sí sabemos más de ellos gracias al facebook que de nosotros mismos y al único que beneficia es FB. En el último Networking, Miguel del Fresno nos hizo una pregunta interesante: Por qué creéis que facebook es gratuito?? Pues la respuesta es porque vende nuestros datos, como supongo que hacen la mitad de los sitios donde nos registramos de ahí que yo ponga lo primero que me viene a la cabeza y si no la próxima vez que veáis mi perfil (privado) echad un vistazo a conciencia jjj y veréis lo que les he soltado…

Pero los milagros o las coincidencias (como queráis) existen y han querido que mi Iphone se escacharrara justo el sábado y tuviera que volver a mi antiguo móvil…no sabéis qué tranquilidad, qué poco pesa, qué poco hace y lo mucho que dura la batería!!! así que cuando cierro el ordenador después de un largo día informático me queda reposar viendo la tele sin que nada suene a mi alrededor al menos hasta que vuelva del servicio técnico, pero me ha hecho reflexionar sobre lo mucho que dependemos ahora de tanta tecnología, la cantidad de gente que conocemos virtualmente y la cantidad de horas que nos pasamos dándole a la tecla. Si invirtiéramos la mitad de ese tiempo en conservar el planeta, pasear al sol o simplemente charlar con el primero que pasa por la calle las cosas irían de otro modo.