Preparando un herbario

herbario

No sé si alguna vez te has planteado hacer un herbario…yo los solía hacer primero en el cole,  después por afición y de ahí a usar las hojas de forma artística va un paso jjj

En este caso no es para etiquetar su información sino para usarlo en trabajos manuales.

Lo principal es la buena selección de hojas y el color de las mismas. Si estás trabajando en algo concreto, como es mi caso y las necesitas verdes, tienes que recolectarlas verdes y secarlas con mimo para que no pierdan el color. Si por el contrario quieres que adquieran un tono más otoñal las puedes secar mitad en prensa y mitad al aire para que oscurezcan.

DSC_0009 DSC_0008

Yo te cuento como lo he hecho y tú tomas nota de lo que te haga falta 😉

Selecciono tres hojas de cada árbol, más o menos del mismo tamaño o en escala. Miro bien que no estén mordidas, ni amarilleadas, ni estropeadas…y por supuesto, sin bichos.

DSC_0005

Para arrancarlas pido permiso al árbol (sí, no es una tontería) y le doy las gracias cuando me las llevo, faltaría más.

Las voy metiendo con cuidado en un libro o si no lo llevas a mano en una bolsa. Cuando llego a casa las saco para airearlas, las limpio bien con un papel secante con cuidado de no dañarlas y las pongo a secar.

Para secarlas existen varios métodos, pero todos con el mismo fin. Puedes hacerlo entre hojas secantes dentro de un libro o periódico e irlas cambiando cada tres o cuatro días. Puedes hacerlas con un herbario como el que tiene ahora Fábrica de Texturas, que es una prensa de correas

flowerpress181

o hacerte una prensa manual y artesanal. Yo opto por cualquiera de las tres jjj.

En mi caso, no te voy a engañar, suelo hacerlo entre libros y prensa manual. Para hacerte una prensa casera sólo necesitas dos cuadrados de madera de más o menos 1 cm. de grosor. Les haces un agujero en cada esquina e introduces un tornillo con palomilla, el resto es simplemente ir poniendo las hojas entre papel secante y separadas por cartones  y después apretar la tapa de arriba con ayuda de las palomillas y,  como en el caso manual, cambiar los papeles cada cierto tiempo para que no se estropeen.

25261

Imagen de Google

Para qué vas a utilizar después las hojas? Pues te doy alguna idea, que nunca vienen mal.

En cuadros para tu casa: Presenta la composición y pégalas con pegamento en spray y listas!

verde2

Imagen de Google

Algo más complicado pero igual de bonito son los cuadros con pasta en el que además puedes jugar con otros elementos naturales.

arces en otoño

Este si recuerdas lo hice este invierno 😉 y aquí como el efecto era ver el cambio de color elegí hojas en ese momento del cambio, justo en otoño y recogí varias tonalidades, desde el rojo hasta casi el negro.

Para decoración en centros de mesa o algún rincón bonito de la casa.

centro_mesa_hojas_secas

Imagen de Google

Qué tal unos tarros decorados? Los portavelas nunca sobran! y hacen el ambiente más cálido y agradable.

candlecraft 281 (1)

Imagen de Google

Y si eres mañosa y se te da bien la arcilla de secado rápido o pasta de modelar tipo fimo light esta es una versión preciosa de lo que se puede llegar a hacer. Sólo tienes que poner la hoja sobre la pasta, al grosor que elijas y pasar un rodillo para que se marque la nervatura. Luego recortas con cuidado y dejas secar al aire para después darle color.

Imagen de Google

Imagen de Google

Para darle el efecto combado tienes que o bien dejar la hoja secando en el aire entre dos puntos de apoyo para que se curve o darle curvatura poco a poco según seca para lograr el efecto deseado.

Y por supuesto para trabajos de scrap! Si sigues mi trabajo en Escrapmanía, verás que utilizo muchos elementos naturales: hojas, flores, semillas…

DSC_0003

En este caso las he dado un toque con tinta plateada para crear un efecto especial.

Bueno, te apuntas a crear el tuyo?

firma blog

Pintando el otoño

Me encanta el caer de las hojas…no lo puedo evitar.

Yo soy mucho más de verano, no lo niego, me gusta el calor y andar con poca ropa, pero reconozco que el otoño es una de mis estaciones favoritas: hace frío pero no demasiado, hay setas, los frutos secos están listos, y los árboles mudan sus hojas y con ellas comienza todo un desfile de color en la calle que va del verde al marrón pasando por tonos anaranjados que llenan todo el suelo de un brillo y una luz especial.

Hace un mes entré en una nueva tienda de manualidades de mi barrio a por pintura (las Peponas chupan mucho…) y me quedé fascinada con un cuadro que lucía en la pared y que casualidad de la vida se vendió dos días después…El cuadro en cuestión estaba lleno de relieves y texturas, como cuando acaricias el tronco de un árbol rugoso, y los colores eran muy otoñales.

María, una de las propietarias, viendo que lo miraba me dijo: está hecho con levadura y pasta. Yo me quedé un rato pensando y le dije: Eso lo puedo yo poner sobre tela?? Sí, claro…Ah, y enseñas tú la técnica? Sí. Ah, y cuándo puedo empezar?……

Total que ni corta ni perezosa me apunté a clases de pintura, algo que llevaba toda la vida queriendo hacer y que hasta ahora no había hecho.

El primer día me dijo que cogiera lo que se me ocurriera del campo: palos, piedras… y yo ni corta ni perezosa recogí todo lo que me sugería mi mente creativa: hojas de varios árboles, cáscaras de castaña, castañas, piñas de arizónica, bayas de varios árboles, semillas de chirimoya, aceitunas secas, corteza de árbol…

Imagen 001

Elegí el tamaño del lienzo, hice una primera composición de lo que iba a ser el cuadro.

Imagen 002

Poco a poco fui retirando lo puesto para dar paso a la pasta y a la levadura (ésta reacciona con la humedad creando relieves muy chulos) y pegando encima lo que había elegido para la composición final.

Imagen 004Imagen 005

Luego vino el pintar y el barnizar….y cuatro días más tarde…tachán!! mi cuadro acabado.

Imagen 016

Lo más divertido es que cuando el resto de alumnas vieron mi cuadro se pusieron como locas a hacer cosas parecidas y ahora el taller está lleno de composiciones otoñales a destajo jjj.

Lo más importante: Además de manipular en todo momento las pinturas con guantes es llevar el pelo bien recogido, se me ocurrió apartar la melena con la mano…y me lo llené de levadura…y dueleeeeeee

Ahora lo estoy intentando con bastidores y me está encantando el resultado…pero eso os lo cuento en otra entradita 😉