Nómada Market, más “market” que nunca

Una edición más de la feria de diseño independiente que para mi gusto, en cuanto a espacio se refiere, estuvo de floja a flojita.

Ya la anterior edición la hicieron también en el Mercado de la Cebada, en la popular Latina de Madrid pero no es el mejor sitio para exponer una feria de diseño independiente entre chorizos, morcillas y olor a pescado. Creo que la organización debería tomarse en serio una feria que ha sido un puntal y volver al espacio anterior o alguno en exclusividad para expositores, pero esa es mi opinión.

Si habéis tenido la suerte de asistir reconoceréis que poner a los expositores ocupando los puestos que están vacíos en el mercado es original…pero no encaja…Entras por la puerta y el olor a mercado de toda la vida te pega una bofetada que te deja nueva, después dices, y qué, si total cuando hago la compra estoy acostumbrada…y dejas que eso pase a segundo lugar y te dedicas a cotillear a ver qué hay de nuevo este año.

Para empezar muchos menos expositores aunque reconozco que la calidad de los que había superó mis expectativas.

Empecé por saludar a mis conocid@s que siempre hay que hacer visitas a l@s amig@s y así volví a ver a Pasión DeSastre y sus cositas ideales entre las que destaco para el veranito esas bandanas que quitan el sentío, por cierto…qué ayudante tan ideal tenía jjjj.

Continúe en la misma línea saludando a Vacía la Nevera que me recibió como siempre con la mejor sonrisa y es que Rubén es todo amor <3, me llevé unos pendientes de tostada con mermelada que por supuesto ya he estrenado jjjj. No os perdáis su colección sabrosa!!

Mimoli estaba la última en ese puesto y a tope de cosas ideales entre las que destaco un colgante con una oveja cantabruca que me enamoró jjj.

 

 

Fábrica de Texturas y sus maravillosos kits DIY que cada día están más currados y con los que puedes aprender a carvar sellos, estampar sobre madera…Fue un placer volver a saludar a Gabi y a Xavi.

 

El descubrimiento de este Nómada fue la firma Fiufiuus con unos kimonos japoneses en seda natural que me dejaron sin aliento. Encantadores me mostraron los tipos de seda, su creación, su estampado y pude ver su packaging que es precioso!! No os perdáis estas prendas porque son el mejor fondo de armario que se puede tener. Piezas que van desde las que tienen 150 años hasta las actuales, todas con su propia personalidad y todas llenas de alegría, la que ponen en ellas sus diseñadores.

Joyas, ilustraciones, capachos personalizados, pastelería creativa…la verdad es que había de todo un poco y todo con mucho gusto. Los puestos se recrearon en adornar su espacio y había verdaderas virguerías.

Entre las ilustradoras encontré una que me encantó! Sofía León y sus composiciones a dos y tres cuadros. Algo que me pareció novedoso y que me traje en la memoria para futuros regalos.

Como era horita de merendar, ya que fui por la tarde, hicimos parada en Formentor con sus riquísimas ensaimadas de Mallorca y sus torteles de cabello de ángel que me traje puestos jjjj.

Para terminar os contaré que encontré en un rinconcito a una florista maravillosa, Flores Louras. Se dedica a hacer ramos de novia y distintas composiciones y que me descubrió una variedad de clavel que no conocía: Antiguo y que me dejó flipada…estoy segura que esta chica dará que hablar…

Ah! y mira la suerte! tuvimos la oportunidad de ver a Martiño Rivas que no puede ser más guapo jjj comprando su cenita 😉

Una tarde completa y entretenida que espero se repita como he dicho en el antiguo recinto de Chamartín ya que aquí no me gustó demasiado la experiencia (de los baños ni hablo…)

firma blog