DIY: Decorando con bastidores

Volvemos del verano con ganas de dar un nuevo aspecto a nuestro alrededor. Parece que las horas de descanso y el dejar la mente fluir han dado paso a la creatividad desbordada que pujaba por salir estos últimos días.

Ya os he presentado en alguna ocasión bastidores pintados a mano, esta vez también hay de esos pero he ampliado el espectro a otras ideas que fueron surgiendo mientras embalaba las cosas del taller para que lo pintaran 😉 y es que si algo tienen de bueno las obras es que descubres cosas que no sabías ya ni que las tenías…

Vamos a empezar la selección que os he preparado con algo muy fácil: Una camiseta vieja.

Quien no tienen en casa una camiseta de la que no puede desprenderse porque le pirra su ilustración?? Pues yo…y la tenía apartada para reciclarla de alguna forma y se me ocurrió esta:

bastidor camiseta

También me encontré varias telas chulas que tenía en retales de trabajos que había realizado y que me apetecía utilizar para otra cosa…

bastidor calaveras

Por supuesto no podían faltar unas cuantas jirafas de un estampado precioso que guardaba de hace años…este aún está sin acabar porque quiero jugar con color…ya veremos qué hacemos con él, pero está claro que se queda en mi pared.

bastidor jirafas

Para entretenernos un rato más os propongo decoupage sobre tela, en este caso un mandala. La técnica es un poco difícil porque hay que hacerlo muy despacio y suavemente para evitar que la servilleta que utilizamos para el decoupage se rompa, ya que es muy fina. El resultado de lo más vistoso.

bastidor decoupage

Y para terminar una de mis Letrangles, esta vez enmarcada. Una buena idea para decorar las puertas de nuestros hijxs o las paredes de sus habitaciones 😉

bastidor letrangle

Para todos ellos hay que tener mucho cuidado con los márgenes al cortar las telas, dejad al menos que cubran la madera del reverso. Yo suelo cortar con unas tijeras de picos para evitar que se deshilachen y pego la tela al bastidor. Para que quede más curioso podéis forrar el reverso con fietro al tono para que no se vea por el delantero o goma eva acordándonos de dejar un agujerito en el lugar por el que lo vamos a colgar o haciendo una presilla a modo de colgador.

Lo bueno es que no pesan nada y se cuelgan incluso con una chincheta con buen relieve evitando tener que coger la taladradora y los tacos que tanta guerra dan jjj.

Espero que os haya gustado y que os hayan inspirado 😉

Anuncios