Unas bolsas, una caja y un viaje flipante

Sé que esto parece el título de un episodio de “La que se avecina” pero no es así, es que tengo mucho que contaros y he decidido hacerlo todo de golpe jjj.

Empecemos por las bolsas:

Os conté que el sábado pasado fue la comunión de mi sobrino y mi hermana me encargó que hiciera unas bolsas para guardar el bocata, o lo que surgiera…en este caso las rellené de chuches que son mucho más nutritivas, donde va a parar. En total fueron 11 bolsas para esta (tengo otra pendiente) que decoré con sellos y además bordé en algunos puntos para darle otro aire.

Les coloqué unas tarjetas recordatorio con papel de scrap que eran monísimas y una rodaja de madera personalizada a cada uno que les encantó. De regalo además de las chuches, cada niño recibió un selenita exclusivo, normalmente hago con ellos broches o capuchones para los lápices, esta vez se los di para que jugaran con ellos, así de simple y se lo pasaron pipa haciendo guerrillas. Para las más pequeñas hubo horquillas en fieltro. Aquí os dejo la foto de todas ellas 😉

Bolsas comunión Pablo

La caja de la historia es un regalo muy especial, no la caja en sí, sino lo que iba dentro jjj. Un colgante de la colección Lunática Shop Nature que hice como detalle para mi hermana y que presenté de esta forma:

colgante arcillaEl colgante como sabéis está realizado en arcilla polimérica y cordón de cuero natural, todo con aspecto de madera.

Para terminar y uniendo toda la historia os contaré que aunque la comunión se celebró en Barcelona, el ágape lo hicimos en Castellet, un pueblo muy cerca de Vilanova i la Geltrú como a 70 km de Barcelona y es encantador donde los haya.

Alquilamos para la ocasión una casa rural llamada El bosque lácteo ( en facebook) y que os recomiendo al 100% ya que no le falta ningún detalle. La decoración es escogida y todo parece tener su sitio. Buenas camas, espacios amplios, cocina de ensueño y dos patios para que mis perretes corrieran a su gusto…No os pongo fotos de la casa porque en su web podéis verlas con mejor resolución pero hice un tour muy a gusto …Eso sí, lo mejor está en el exterior.

Castellet es un pueblo pequeño y cuyo acceso está restringido a los vecinos. No circulan coches, todo el mundo debe dejarlos en un aparcamiento que hay antes de llegar. Nosotros pudimos pasar por ser “vecinos ocasionales”. Todo el turismo se congrega prácticamente los fines de semana y además coincidió que era el segundo del mes, fecha en que dejan entrar, previa cita, al castillo.

Muy cerca está el pantano de Foix y la vista desde el pueblo es espectacular. También parten desde allí varios recorridos a pie a varios pueblos que lo rodean, incluyendo  El ArboÇ que si vais no os podéis perder.

Tranquilidad, sosiego, buen clima y silencio, sobre todo mucho silencio, eso sí, por la tarde, que la mañana había un pelín más de ruido por la gente que acudía a ver el pueblo. Lo hemos pasado teta, que se dice en mi casa y sin duda volveré allí porque quedamos encantados. Os dejo varias fotos del entorno, la luz varía porque están sacadas a varias horas pero ya veréis que bonito!!

Por cierto, si habéis visto El Retorno del Rey había un árbol frente al castillo que parecía el  de Gondor jjj

Imagen 985

Imagen 974

Imagen 962

Imagen 971

Imagen 972

Imagen 987

Imagen 986

Anuncios

Pídeme la luna

descarga (1)

Bonita frase para ilustrar el post de hoy 😉

Ya sabéis que en facebook tengo un álbum con el mismo nombre en el que colecciono lunas que encuentro…y es que realmente me encanta, por eso, y porque hoy esto va de presentaciones lunares…

Hace tiempo que me dio por el modelado en arcilla y voy haciendo cosas en casa, algunas pequeñas y otras medio grandes, entre estas últimas se encuentran estas lunas modeladas y pintadas a mano que curiosamente no pesan nada!! y que por ese motivo se pueden utilizar tanto para colgar en nuestras paredes, como para llevarlas al cuello o por qué no, como imán decorativo en nuestra cocina. Por supuesto las hay en dos tamaños y el pequeño se puede también usar como broche 😉

Todas únicas y especiales, ya que aunque intento seguir los mismos pasos, nunca salen iguales (ellas que son muy suyas). Miden aproximadamente 12 X 12 cm. las grandes y 4 X 4 cm. las pequeñas. Son ligeras pero resistentes ya que no se rompen si se caen al suelo.

Se pueden hacer en el color que elijáis aunque yo he elegido el morado porque creo que es el que más caracteriza a mi marca y además porque quedan con un matiz precioso.

Y vistas las presentaciones preliminares, nos metemos de lleno a conocerlas más a fondo:

Lord Moon, con su monóculo y su bigote recortado, esperando ansiosa la hora de su té, ya que no se pierde uno!! es puntual y sale siempre cuando le corresponde. Seria pero encantadoramente educada.

Luna con monóculo

Cuando la acabé y se la enseñé a Jose,  me dijo que le recordaba a la Luna de Méliès…yo no la recordaba así que la busqué y oh, sorpresa, me encantó la luna y vi que sí, que se parecía, aunque las mías son mucho más simpáticas jjj. Si no os suena esa luna, es la que abre la entrada de hoy 😉

Morgan, como no podía ser de otra forma es la más pirata del grupo…anda por el cielo abordando estrellas para ponerlas a tus pies (como cantaba el Dúo Dinámico) y aunque es muy juerguista no falta nunca a su cita el lo alto del firmamento, eso sí, no te descuides o te robará el corazón.

Luna pirata

Smile, siempre sonriendo, llevando alegría a quien la mira y despertando buen rollo a su alrededor. En esta ocasión se ha vestido de azul para participar en la subasta contra la Fibromialgia que se celebrará en marzo en Artesanas Solidarias, así que estoy segura de que iluminará con toda su fuerza a quien quiera llevársela a casa 😉

Luna Solidaria

Hay más modelos pero aún están en chapa y pintura jjj, pronto estarán a la vista…y son toda una sorpresa!!

Si os interesa alguna, ya sabéis que podéis mandar un correo a lunaticashop@gmail.com y estaré encantada de atenderos. Están a la venta desde hoy a un precio estupendamente lunático 😉 y todas se entregan por correo certificado y bien protegidas para evitar roces.