Cogiendo aire que el otoño viene fresco

IMG_7851

Empezamos Noviembre llenas de energía!!

Como sabéis, y si no os lo digo yo, la semana pasada hice una pausa para toma aire, para tomar distancia y sobre todo para descansar.

Si alguna ha preparado alguna vez una subasta solidaria sabrá de lo que hablo…mucha gente, registros, publicaciones en redes sociales, mensajes sin fin y mucho, mucho estrés de que todo quede bien cerrado y en orden. Eso es lo que me toca ahora y para ello necesitaba estar a tope de energía y qué mejor forma de captarla que perderte unos días en la montaña.

Aprovechando que tengo familia en Barcelona me escapé a coger castañas 😉 que allí es muy típico para la noche de todos los santos y además se hace un ejercicio considerable y recomendable. Perderse en la naturaleza es uno de mis vicios favoritos. Así que allá vamos!!

Decidimos subir a Sant Hilari Sacalm, justo donde está la embotelladora de Font Vella que seguro que os suena más 😉

Un sitio precioso, rodeado de castaños, hayas, encinas y arces que mudaban la hoja con unos tonos alucinantes!

IMG_7811

Por supuesto aproveché a llevarme unas cuantas hojas pensando en futuros trabajos y para ello conté con la colaboración de mis sobrinos que se lo pasaron en grande eligiendo las mejores hojas para su tía ❤

He de decir que el entorno me encantó: húmedo, tranquilo y un tiempo estupendo! qué más se puede pedir?

IMG_7812

Aproveché a fotografiar, que no coger, muchas setas! me encanta verlas y admirarlas aunque después prefiero comprarlas en sitios de confianza jjj por si acaso…

No faltó ningún día el típico revuelto de setas de temporada que allí las hacen de miedo!

IMG_7827

También tuve la oportunidad de subir a Olot y ver toda la zona de la Garrotxa, muy recomendable si no la conocéis. Yo estuve hace años y la verdad es que ha mejorado mucho y da gusto verla! Estuve en Santa Pau, visitando el volcán Croscat y después dando una vuelta por Besalú un pueblo con aire medieval muy bien conservado y que lucía estupendo gracias al día soleado que tuvimos!

Vamos, que disfruté como una enana!!

De vuelta a casa y cansados nos relajamos un rato haciendo mandalas ❤ mis sobris muy dispuestos a aprender bien la lección y justos herederos del talento de su tía me sorprendieron gratamente!

Y como todo viaje tiene su fin el mío también acabó…y volví a casa llena de energía, muchos achuchones y fuerza para enfrentar lo que me queda por delante este mes.

Aprovecho para enseñaros mis últimos trabajos, que hice antes de irme y que quedaron así de chulos:

Una camiseta negra con un mandala en blanco! Esto fue una prueba para unos rotuladores que acabo de comprar y que ha superado con éxito la lavadora y la plancha por lo que estarán a la venta ya mismo!

IMG_7789

Un imán para la nevera. Probando nuevos soportes para los mandalas jjj

IMG_7797

Y una tote bag que le llevé de recuerdo a una buena amiga a la que por fin pude poner cara: Sonia Galve o BiBicreations que resultó ser tal y como la imaginaba: simplemente genial ❤ ❤ ❤ y a la que espero volver a ver en breve. Te quiero!!

Probando con nuevas tintas me decanté por el negro y oro y quedó así de bonita!

tote bag Sonia

Sentí volver sin conocer a Eva, de Cuki’s Project pero mi agenda estaba de lo más apretado y no tuve ni un segundo libre…pero eso lo remedio en el siguiente viaje 🙂

Ah! y habéis visto cómo he utilizado la tela de pizarra que os comentaba en el último post sobre Creativa? Pues echad un vistazo a la primera foto y veréis qué bastidor-pizarra tan chulo me he agenciado 😉

Por cierto para poner un punto negativo en todo lo anterior diré que RENFE se cubre de gloria al vender sus billetes en “vagón silencioso”. No creo que sirva de mucho si luego no le recuerdan al personal que no puede utilizar el móvil, no pueden hablar a voces y van jugando con los sonidos…Entiendo que hay quien elige los asientos y a quienes se los asignan pero debería estar más publicitado porque fue un infierno tanto la ida como la vuelta teniendo que llamar la atención a quienes se empeñaban en ir hablando a voz en grito por el móvil…vamos para nota!!

Anuncios

Pintando el otoño

Me encanta el caer de las hojas…no lo puedo evitar.

Yo soy mucho más de verano, no lo niego, me gusta el calor y andar con poca ropa, pero reconozco que el otoño es una de mis estaciones favoritas: hace frío pero no demasiado, hay setas, los frutos secos están listos, y los árboles mudan sus hojas y con ellas comienza todo un desfile de color en la calle que va del verde al marrón pasando por tonos anaranjados que llenan todo el suelo de un brillo y una luz especial.

Hace un mes entré en una nueva tienda de manualidades de mi barrio a por pintura (las Peponas chupan mucho…) y me quedé fascinada con un cuadro que lucía en la pared y que casualidad de la vida se vendió dos días después…El cuadro en cuestión estaba lleno de relieves y texturas, como cuando acaricias el tronco de un árbol rugoso, y los colores eran muy otoñales.

María, una de las propietarias, viendo que lo miraba me dijo: está hecho con levadura y pasta. Yo me quedé un rato pensando y le dije: Eso lo puedo yo poner sobre tela?? Sí, claro…Ah, y enseñas tú la técnica? Sí. Ah, y cuándo puedo empezar?……

Total que ni corta ni perezosa me apunté a clases de pintura, algo que llevaba toda la vida queriendo hacer y que hasta ahora no había hecho.

El primer día me dijo que cogiera lo que se me ocurriera del campo: palos, piedras… y yo ni corta ni perezosa recogí todo lo que me sugería mi mente creativa: hojas de varios árboles, cáscaras de castaña, castañas, piñas de arizónica, bayas de varios árboles, semillas de chirimoya, aceitunas secas, corteza de árbol…

Imagen 001

Elegí el tamaño del lienzo, hice una primera composición de lo que iba a ser el cuadro.

Imagen 002

Poco a poco fui retirando lo puesto para dar paso a la pasta y a la levadura (ésta reacciona con la humedad creando relieves muy chulos) y pegando encima lo que había elegido para la composición final.

Imagen 004Imagen 005

Luego vino el pintar y el barnizar….y cuatro días más tarde…tachán!! mi cuadro acabado.

Imagen 016

Lo más divertido es que cuando el resto de alumnas vieron mi cuadro se pusieron como locas a hacer cosas parecidas y ahora el taller está lleno de composiciones otoñales a destajo jjj.

Lo más importante: Además de manipular en todo momento las pinturas con guantes es llevar el pelo bien recogido, se me ocurrió apartar la melena con la mano…y me lo llené de levadura…y dueleeeeeee

Ahora lo estoy intentando con bastidores y me está encantando el resultado…pero eso os lo cuento en otra entradita 😉