Día Internacional contra la violencia de género: #niunamenos

tumblr_me1tb3BN8U1r1yu5fo1_500

Hoy no es un día más en el calendario.

Cada día es único, irrepetible y eso es lo que nos demuestra que la vida está llena de matices, de pequeños cambios que no nos podemos perder.

Pero hay quien se los perderá todos…muchas mujeres que este año no llegarán a ver las luces navideñas, el ajetreo de compras de última hora, la cena con la familia…el simple caer de las hojas, el paso del tiempo. Cientos de mujeres que se han quedado en el camino y eso parece no tener remedio y para ellas no lo tiene, pero sí para muchas en su misma situación y para ellas y por ellas, esto tiene que cambiar radicalmente.

Se trata de educación, dicen un@s, y no les falta razón. Vivimos rodeadas de machismo allá donde miremos y no es hablar por hablar, es fijarse en medios de comunicación, tanto escritos, visuales,  como hablados, en esos chistecitos que nos hacen tanta gracia a través de whatsapp y que pasamos en cadena sin pensar en lo humillantes que son para nosotras!! y así nos luce el pelo…

Hay que hacer entender a nuestr@s hij@s la importancia de SER por ell@s mism@s, hay que inculcarles que nadie pertenece a nadie, que las relaciones van y vienen y las personas cambiamos y no por eso se acaba el mundo, que se puede ser feliz si un@ se lo propone.

Hablar de maltrato, de violencia de género, está a la orden del día, pero:

Qué hacemos en casa al respecto?

Qué se hace en las escuelas al respecto?

Qué hacen los medios de comunicación al respecto?

Qué hacen nuestr@s polític@s al respecto?

NADA, NADA, NADA, NADA, NADA Y MÁS NADA.

No, no estoy exagerando, para un momento y contesta desde el corazón, desde las tripas y verás como realmente no se hace nada de nada.

En casa sigue habiendo desigualdades con respecto a las niñas. Educación sexual cero patatero, exactamente igual que en nuestra generación y en las anteriores. Se salvan unos cuantos pero en la mayoría de los casos estamos como hace 40 años.

En las escuelas más de lo mismo, no existe una educación sexual en condiciones, lo que hace que sigan teniendo muchas preguntas y nadie que las oriente o  las responda y esto no es cosa de tratar en familia, sino con profesionales que sepan gestionar esas emociones y esas situaciones que llevan a nuestros adolescentes a seguir comportándose equivocadamente.

Los medios de comunicación también tienen su parte: publicidad machista, programas vergonzosos que en lugar de educar confunden, lecturas retrógradas…y suma y sigue…

Y para cerrar el círculo por todo lo alto, nuestra clase política. Esos, a los que les damos nuestro voto, los que se suponen que hablan en nuestro nombre y que en lugar de endurecer las leyes y  fomentar la ejemplaridad, miran hacia otro lado e incluso con vergüenza ajena, estrechan la mano de dirigentes de países donde las mujeres son tratadas como simples mulas de carga, donde se las vende como esclavas, donde se les practica la ablación, donde se las oculta para que no existan tras ropajes ofensivos.

Yo digo BASTA!!

Flaco favor hacen a la causa un reducido, pero existente, número de mujeres que mal aconsejadas denuncian en falso para conseguir beneficios en sus separaciones…

Desde algunos medios se está pidiendo que se hagan públicas las listas de maltratadores pero, eso es eficiente? Y si luego se demuestra que no lo son? quien limpia ese nombre?

Es un tema delicado que merece desde luego un endurecimiento de lo que hasta ahora se está haciendo al respecto, más bien poco.

Si eres de las que te encuentras en esa tesitura, no lo dudes! Denuncia, pide ayuda! Tienes un número gratuito que no deja rastro en factura, el

016

Porque si callas acabas siendo cómplice de la barbarie y nadie se merece eso.

Ojalá no tuviéramos que tener un día dedicado a esta causa…

Hay un libro que me encanta, Aplícate el cuento, en el que destaco este, que viene a colación del post de hoy:

Se cuenta que una vez se reunieron en un lugar de la Tierra todos los sentimientos y cualidades de los seres humanos. Cuando el Aburrimiento ya hubo bostezado por tercera vez durante la reunión que tenían, la Locura, como siempre tan loca, les hizo una propuesta:

-¡Vamos a jugar al escondite!

La Intriga levantó las cejas y la Curiosidad, sin poderse contener, preguntó:

-¿Al escondite? ¿Y cómo se juega a eso?

-Es un juego – explicó la Locura– que consiste en que yo me tapo la cara y empiezo a contar desde uno hasta mil, mientras vosotros os escondéis. Cuando yo haya terminado de contar, el primero que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.

El Entusiasmo bailó secundado por la Euforia. La Alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la Duda, e incluso la Apatía, que nunca se movía por nada, se levantó del sillón.

Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse, para qué iba a hacerlo si siempre la hallaban? Y la Soberbia opinó que este juego era muy tonto (en el fondo se sentía molesta de que esta idea no hubiera sido suya). La Cobardía tampoco jugó puesto que decidió que era mejor no arriesgarse.

Uno, dos, tres… comenzó a contar la Locura. La primera en esconderse fue Pereza que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra que encontró. La Fe subió al cielo, y la Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto que había en las cercanías. La Generosidad no hallaba lugar puesto que cada sitio que encontraba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos a los que cedía el puesto. ¿Un lago cristalino? era ideal para la Belleza; ¿la rendija de un árbol? un lugar perfecto para la Timidez; ¿el vuelo de la mariposa? lo mejor para la Voluptuosidad; ¿una ráfaga de viento? magnífico para la Libertad. Así que la Generosidad acabó ocultándose en un rayito de sol.

El Egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado y cómodo, pero sólo para él. La Mentira se escondió en el fondo de los océanos, y la Pasión y el Deseo se escondieron en el centro de los volcanes. El Olvido… no recuerdo dónde se escondió, pero esto no es lo importante.

 

Cuando la Locura llegó a 999, el Amor aún no había hallado lugar para esconderse; todo estaba ya ocupado, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus rosas.

La Locura acabó de contar y empezó a buscar. La primera en aparecer fue la Pereza, sólo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó a la Fe, discutiendo con Dios en el cielo; y a la Pasión y al Deseo se les sintió vibrar en los volcanes. En un descuido encontró a la Envidia y le fue fácil deducir que muy cerca se hallaba el Triunfo. Al Egoísmo no tuvo ni que buscarlo, él solito salió de su escondite porque era un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y, al acercarse al lago, descubrió a la Belleza. Con la Duda resultó mucho más fácil, puesto que la halló sentada en un tronco sin decidir aún hacia qué lado dirigirse para esconderse. Así fue encontrando a todos: al Talento, entre la hierba fresca; a la Angustia, en un pozo oscuro; a la Mentira en el fondo del océano y hasta al Olvido, que ya no recordaba que estaban jugando al escondite.

Sólo el Amor no aparecía. La Locura buscó detrás de cada árbol, dentro de cada arroyo, en la cima de las montañas y, cuando ya se daba por vencida, divisó un rosal lleno de rosas. Tomó una horquilla y empezó a mover las ramas. de pronto se escuchó un doloroso grito. El movimiento de las ramas hizo que unas espinas hiriesen los ojos del Amor. La Locura no sabía qué hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y, para compensarle de alguna manera, le prometió ser su lazarillo hasta que viera de nuevo.

El Amor recuperó la vista, pero desde aquella ocasión y sin saber porqué, hay momentos que no ve.

Desde entonces, cuando el Amor se vuelve ciego, la Locura lo acompaña.

Libro “Aplícate el cuento” de Jaume Soler y M. Mercè Conangla. Ed. Amat

#niunamenos

firma blog

 

Anuncios

Deja aquí tu locura sin molestar a nadie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s